Sopa de Cebollas

DSC-0192

Esta es la sopa preferida de Eva Luna (mi muchachita, la que se encarga de todas las ilustraciones de esta cuenta), otro tipo de sopa la toma a regañadientes, pero cuando me escucha decir que haré sopa de cebollas, sus ojitos se iluminan y pregunta a cada rato: “cuánto falta?, ya esta lista? 😀 .

Y si ustedes han comido sopa de cebollas saben lo deliciosa que es, esos tiernos y sedosos pedazos de cebolla nadando en es caldo  junto con las rebanadas de pan tostado, todo cubierto de queso derretido y crujiente a la vez. (uyyyy no,¡se me hace agua la boca!)

Esta delicada sopita es perfecta como entrante para una cena formal, o como plato ligero para la cena o almuerzo. La receta tradicional de la sopa de cebolla se prepara con vino blanco, otras personas prefieren usar brandy o jerez, yo la verdad si no tengo disponible  vino en casa y tengo muchas ganas de comerla pues eso no me detiene e igual la preparo. 😀

Esta versión que les presento, espero les guste. Bon Appétit!

Happy Cooking!

Ingredientes:

  • 6 Cebollas blancas
  • 30 gr Mantequilla
  • 2 Cda. Aceite de oliva
  • 1 litro de Caldo (carne, pollo o vegetales)
  • 2 Hojas de laurel
  • 2 cucharaditas de tomillo fresco
  • 2 dientes de ajo machacados
  • Sal y Pimienta
  • 1/2 Tz Vino blanco
  • 4 Rodajas de pan (baguette)
  • 1 Tz  Queso Emmental

Preparación:

Cortamos todas las cebollas en julianas. Reservamos.

En una olla calentamos el aceite de oliva en la que derretimos 30g de mantequilla. Le agregamos luego las cebollas y el ajo, agregamos el laurel, el tomillo y sazonamos con sal y pimienta.

Dejamos sofreír la cebolla a fuego lento por unos 15 minutos aproximadamente. Removiendo de vez en cuando y con la olla tapada para que la cebolla se cristalice.

Subimos el fuego a medio y dejamos que las cebollas se caramelicen hasta que estén doradas, revolvemos ocasionalmente.

Añadimos el vino blanco y el litro de caldo, seguimos removiendo. Ajustamos sal y pimienta si es necesario.

Dejamos a fuego bajo por unos 30 minutos más, hasta que reduzca un poco.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Servimos la sopa de cebolla en cazuelitas de barro o ramekin (aptos para el horno), ponemos las rebanadas de pan encima, el queso rallado y gratinamos en el horno unos minutos hasta que el queso se derrita y esté ligeramente dorado.

Servir inmediatamente.

DSC-0172

Sirve para 4 porciones aproximadamente.

Es preferible que usen caldos casero, pero si no tienes tiempo, disuelve un cubito de caldo de tu preferencia en 1 litro de agua hirviendo.

Cuando no tengo queso emmental he usado queso parmesano.

Si lo desea, puede tostar el pan antes de poner la sopa para darle una consistencia más crujiente.

Ya ves que es una receta muy fácil de hacer, déjenme en los comentarios si les gusto y como siempre les recuerdo los ingredientes mágicos: muchísimo Amor y sabor…

Nos vemos en la próxima receta ❤

Tatiana