Salsa de Tomate casera

Snapseed (3)

En casa tenemos siempre esta salsa de tomate, me gusta aprovechar cuando el tomate esta de temporada y comprar una buena cantidad. La uso para mis pizzas, base de salsas para pastas, pollo a la parmesana, etc.

Para preparar esta salsa, necesitaremos muy pocos ingredientes, que pueden ser sustituidos y puedes añadir otros a tu gusto.

Es muy fácil de hacer, mientras se cuece, tú puedes estar  haciendo otras cosas. Finalmente, obtendremos nuestra propia salsa de tomate casera,  no se compara a ninguna marca comercial que hayas probado, y lo más importante, además de deliciosa, es natural.

Ingredientes: 

2 Kilos de Tomates bien rojos

2 Dientes de ajo

1/2 Cebolla picada (opcional)

1/2 Cda. Pimienta cayena (opcional)

1/4 Cdita. Azúcar Morena (esto es para eliminar el exceso de acidez)

2 Hojas de Laurel

Hojas de albahaca fresca

1/2 Cda. Aceite de Oliva

Sal y Pimienta al gusto

Preparación: 

Comenzamos por  hacerles una pequeña incisión en forma de cruz en la base a los tomates y ponerlos en agua hirviendo por 2 minutos, esto permite que la piel se afloje y se haga mas fácil pelarlos.

Escurrir los tomates, pelarlos y extraer las semillas (yo las dejo).

Coloca los tomates ya pelados en una licuadora. (También puedes aplastarlos con un tenedor para que queden con pedacitos, esta decisión depende de ti y de para que vayas a utilizar la salsa).

Machacar los dientes de ajo.

Añadimos el aceite de oliva en la olla, cuando este bien caliente ponemos a sofreír el ajo y la cebolla sin dejar que se quemen. Colocar los tomates en el sofrito, revolvemos bien, agregamos sal, pimienta y el azúcar.

Tapamos bien, al hervir bajamos el fuego al minimo  y déjalo cocinar por 1 hora revolviendo de vez en cuando. Cuando veamos que la salsa reduce su líquido poco a poco agregamos la albahaca picada.

Rectificamos el sabor y ajustamos de ser necesario.

Dejar enfriar y cuando esté templada podemos envasar. (Yo uso frascos de cristal para luego calentar al baño maría y que no se dañe con el tiempo).

Antes de envasar retirar las hojas de laurel.

Una vez sepas hacer esta salsa puedes jugar  agregar otros ingredientes como pimentón, ají, cebolla en el sofrito del ajo al inicio, por  ejemplo.

Cuando la tengas preparada, es muy sencillo crear deliciosas variaciones. Prueba con berenjenas, calabacines salteados, maíz, orégano, tocineta. Los límites los pone tu imaginación.

Bien refrigerada en la nevera puede durar hasta 1 semana. Si la congelan, durara meses.